viernes, 30 de septiembre de 2016

La estrella, o la esperanza en el porvenir

Hoy voy a hablar de uno de los arcanos mayores con una energía más positiva, el arcano de la estrella. Es difícil no sentir algo positivo cuando se ve esta carta bien aspectada.

La estrella en el tarot Rider Waite, representa una mujer desnuda de cabello rubio que vierte agua recogida previamente en vasijas (que, recordemos, representa las emociones) en un prado verde con una mano mientras que con la otra lo hace en un pequeño lago. La variación con respecto a Marsella es que en éste la mujer vierte el agua sobre el lago con las dos manos.

El agua representa nuestro mundo afectivo y emocional. El mensaje del tarot Rider Waite es que las emociones pueden fluir pero también pueden servir para generar algo nuevo, de ahí que se utilice el agua para fertilizar el campo. Otro elemento es que el arcano está presidido por ocho estrellas de ocho puntas, que simbolizan el infinito. Además, podemos observar que en un árbol hay una cigüeña (más claramente en Rider Waite que en Marsella), lo que en la cultura occidental significa anuncio de algo nuevo por venir.

La estrella es un arcano que nos habla de esperanzas, ilusión y expectativa en algo nuevo, elemento siempre necesario para emprender algún proyecto sea laboral, sentimental, académico o de otro tipo. En su aspecto negativo, aunque no es una energía muy poderosa, nos hablaría de falsas esperanzas o de ilusiones poco realistas.

Espero que os haya gustado esta entrada, un saludo a tod@s.


sábado, 24 de septiembre de 2016

Sobre el origen egipcio del tarot

Hoy quería reflexionar sobre una de las tesis que se han defendido de forma más vehemente cuando hablamos del origen del tarot y que defiende que tendría un origen egipcio. Ello se debe a determinados estudios que se realizaron en el siglo XVIII (Court de Gébelin, 1781); se pudo demostrar que había una correspondencia entre determinados jeroglíficos egipcios y la simbología de los arcanos del tarot.

Siempre he defendido que el origen del tarot hay que buscarlo en el Mediterráneo occidental y que para ello hay que irse al siglo XIV. Sin embargo, cuando descarto el origen egipcio del tarot me estoy refiriendo no tanto a una cuestión simbólica como, en cambio, a una cuestión tangible, pues las primeras referencias documentales y físicas sobre la existencia de juegos de cartas son de principios de ese siglo. Evidentemente, la existencia de burguesías comerciales en esa zona y de espacios de mayor libertad personal contribuyeron decisivamente a su difusión.

A mi entender, la aportación de la cultura del Antiguo Egipto al tarot es importantísima, pero no es ni mucho menos la única. Sí podemos decir que el saber que transmite el tarot se origina en el Antiguo Egipto, pero después se enriquece a través del pueblo judío y llega posteriormente a Europa, según la tradición esotérica, a través de los descendientes de Cristo (reyes merovingios) y los cátaros. Sí podemos ver, en efecto, un continuum filosófico de estos diferentes grupos, pues el más reciente dice ser sucesor del anterior (independientemente de que lo sea realmente). Es así como se construye el llamado saber iniciático que contiene el tarot y que se ha ido enriqueciendo y haciendo más complejo a través de los siglos a través de las aportaciones de cada cultura.

Ver el tarot como una herramienta de integración y no como patrimonio exclusivo de un determinado grupo o cultura es, para mí, la mejor forma de introducirse en este fascinante mundo y aprender de él.


lunes, 19 de septiembre de 2016

La energía que mueve el tarot

Hoy quiero hablar de un tema más "técnico" de los que trata el tarot; la energía que se mueve a la hora de barajar las cartas.

Es importante decir que, a mi modo de ver, cada tarotista tiene su método para conectar o generar realidad. Hay casos en los que baraja solo el tarotista, otros en los que da a barajar al consultante u otros casos en los que, aun barajando el tarotista, hace que el consultante corte la baraja y diga un número. Para mí todos son válidos siempre y cuando sirvan para el objetivo perseguido.

Como creo que el objetivo principal de una tirada de tarot no tiene que ser tanto predecir el futuro como dar unas bases para el presente, no entraré en esa cuestión. Sin embargo, sí creo importante decir que el tarot, como herramienta de autoconocimiento, puede ayudarnos a tomar conciencia de las claves que tenemos en nuestro interior para poder avanzar y tomar las mejores decisiones para nuestro desarrollo personal. De alguna manera, es como si se conectara con esa parte que existe en todos nosotros pero que, de alguna forma, no hemos desarrollado lo suficiente o no la escuchamos. Esa parte, llamada conciencia por unos, guías por otros, ángeles, la Fuente o, simplemente, Dios, es la que nos ayuda.

El conectar con esa parte suele resultar más fácil para unas personas que para otras, aunque yo soy un convencido de que todos somos capaces de hacerlo. El tarot sirve, en estos casos, para densificar los mensajes que se transmiten o canalizan. Ese es el secreto por el cual el tarot puede servir de ayuda para clarificar cuestiones que, a simple vista, no se perciben.

El tarot, bien utilizado, puede ser una herramienta muy poderosa de crecimiento. Solo se trata de entender su utilidad y saber qué es lo que le podemos pedir.



jueves, 15 de septiembre de 2016

Tarot de Marsella y tarot Rider Waite

En esta entrada voy a exponer, brevemente, las razones por las que yo he optado por utilizar el tarot Rider Waite frente al de Marsella, que es el más utilizado y popular.

El tarot de Marsella tiene un gran simbolismo y cae en detalles muy sutiles como la ubicación de la mirada de los personajes en los arcanos, el poder de los colores o, sin ir más lejos, determinados detalles muy sutiles que, hasta la reciente restauración que realizaron los Camoin con Alejandro Jodorowsky, se habían perdido. Por otra parte, aunque los arcanos menores parece que no digan nada de forma superficial, detalles tan pequeños como una hoja determinan el significado de cada uno de ellos, con lo que la potencia que transmiten es inmensa. A mí, personalmente, no me extraña que sea el más utilizado porque hay una filosofía muy profunda detrás de cada carta.

Sin embargo, yo desde que me introduje en el tarot me sentí atraído por el tarot Rider Waite. Realmente, he de decir que, al principio, lo que más me atraía era el hecho de que sus arcanos menores estaban ilustrados y, por lo tanto, facilitaban una interpretación más intuitiva de los mismos para el neófito. A lo largo del tiempo, sin embargo, también he sabido apreciar del tarot Rider Waite el hecho de que busca un mayor sincretismo simbólico, probablemente por el hecho de ser dos siglos posterior al de Marsella. Rider Waite incluye elementos egipcios, cristianos, judíos, paganos y masónicos y, bajo mi punto de vista, supone un avance hacia el ideal de integración del saber universal que ha de representar el tarot.

De todas formas, quiero dejar claro que el optar por una u otra baraja es una opción personal y que, lo más importante, es que sea el tarotista el que se sienta identificado con una u otra baraja, porque será su energía la que la haga mover.

domingo, 11 de septiembre de 2016

Los Enamorados, o la opción de elegir

Hoy hablaré de un arcano que se presta a bastante confusión, los enamorados. En primer lugar, es importante decir que la iconografía varía enormemente dependiendo del tipo de tarot y, por ejemplo, en el de Marsella es un hombre entre dos mujeres. Por otro lado, también es importante decir que, en función del tarot, el nombre cambia y podrá ser "los enamorados", "el enamorado" o "los dos caminos".

En el caso que nos ocupa, que es el del tarot Rider Waite, tenemos una representación de Adán y Eva en el relato mítico del Génesis. De alguna forma, aquí más que nunca se nos habla de una prueba o de la necesidad de elegir entre dos vías. A lo alto, un ángel ve la escena y vemos cómo la serpiente tienta a Eva para comer del árbol de la ciencia del bien y del mal. Es evidente que esta carta puede, en un determinado momento, hablarnos de amor, pero también lo es que, ante todo, nos habla de nuestra capacidad y responsabilidad para optar por distintas opciones a lo largo de nuestra existencia. Evidentemente, si optamos por la vía acertada para nosotros avanzaremos; si no, como en el juego de la oca, volveremos al paso anterior. En este caso, aunque la iconografía sea diferente, el significado en otros tarots como el de Marsella podría convalidarse.

La carta de los enamorados, pues, es ante todo un desafío para avanzar en nuestro proceso de crecimiento personal. Espero que este post haya resultado de vuestro agrado.




miércoles, 7 de septiembre de 2016

La magia del mago

Hoy voy a hacer una pequeña reseña del arcano del mago, con el que suele iniciarse el recorrido evolutivo del tarot.

A esta carta se le ha llamado de varias formas: mago, prestidigitador, alquimista o incluso, en un aspecto más negativo, trilero. El que tenga varios nombres ya da a entender que esta carta ha sido interpretada de diferentes formas dependiendo del tipo de tarot al que nos refiramos. En el tarot de Marsella el mago mira hacia un lado, mientras que en Rider Waite mira de frente.

El mago es, ante todo, potencia, y es una potencia bien aspectada. El mago tiene a su disposición los cuatro elementos (bastos, oros, espadas y copas) con los que poder llevar a cabo su cometido y, además, tiene la capacidad de saber combinarlos de forma conveniente. Este arcano suele estar representado por una persona joven y, en el caso del tarot Rider Waite, está coronado por el símbolo del infinito. En un aspecto negativo, podríamos hablar de indecisiones, dudas y, en todo caso, de un cierto estancamiento.

El mensaje sintético que podríamos extraer de este arcano es que somos capaces de llevar a cabo todo aquello que nos propongamos y que, por lo tanto, el éxito está de nuestra mano. Solo hemos de hacer aquello que sabemos.



jueves, 1 de septiembre de 2016

¿El loco está loco?

Hoy quiero hacer una reflexión sobre uno de los arcanos más conocidos y controvertidos de los arcanos mayores, el loco.

El loco no tiene número en el tarot de Marsella y lleva el cero en el tarot Rider Waite. Esto hay que entenderlo en base a que la energía del loco está implícita en cualquier momento de nuestra vida, incluso en las personas más metódicas y estables. Sin embargo, ¿cuál es su significado profundo?

Lo cierto es que el loco tiene las dos polaridades, aunque lo normal es que predomine la positiva. Con unas determinadas combinaciones, sí podría hablarnos de trastornos mentales o de depresión, pero muy raramente nos hablaría de "locura" sensu stricto, sobre todo porque, en ocasiones, trazar esa línea es complejo.

La polaridad más común, sin embargo, nos habla de una persona iconoclasta e incluso extravagante, que rompe con los condicionamientos y barreras externas de lo que supuestamente es "correcto". El loco planteado desde esta polaridad es, ante todo, un hombre muy sabio que sabe crear su propio camino sin dejarse influenciar por factores externos, de ahí que no sea casual que lleve pocas cosas consigo.

Al final, en todos los arcanos encontraremos polaridad positiva y negativa; en este caso, sin embargo, me gustaría remarcar que el loco es, ante todo, una oportunidad para volver a ser nosotros mismos.