jueves, 22 de diciembre de 2016

Las Sagradas Escrituras y el tarot

Antes de hablar del tema que quiero tocar hoy, he de decir que la conclusión a la cual llegué parte de una interpretación intuitiva y que, en ningún caso, se desea ofender a nadie ni a ninguna creencia.

Más allá del origen iniciático del tarot y que parte de su filosofía se puede coger desde el Antiguo Egipto, el peso del cristianismo es enorme y decisivo para entender la configuración de los arcanos mayores, sobre todo en las barajas más antiguas.

Hoy voy a enumerar los diferentes arcanos mayores del tarot de Marsella que responden a iconografía claramente bíblica:

El Papa- Líder de la Iglesia Católica que, en sus orígenes, era un patriarca más.
El Diablo- Ángel caído en la iconografía cristiana.
La Maison Deux (La Torre en otros tarots)- La traducción sería "la Casa de Dios", y hace referencia al mito de la Caída.
El Sol- Hace referencia al nacimiento de Jesucristo, equivalente al festival del Sol Invictus en la Antigua Roma.
El Juicio- Ha referencia al momento del Juicio Final reflejado en la escatología cristiana.
El Mundo- Sería la llegada y estancia en el reino de los Cielos cristiano.

Como vemos, casi un tercio de los arcanos mayores responden claramente a iconografía judeocristiana, con lo que es muy difícil negar su influencia e importancia a la hora de descifrar claves del tarot. Además, el hecho de que las primeras barajas apareciesen en países de cultura católica refuerza mi tesis de que, en cualquier caso, el cristianismo aportó un bagaje muy importante a la hora de realizar las primeras barajas allá en los siglos XIV y XV.

Bien, espero que esta entrada os haya interesados. ¡Nos vemos en la próxima!





No hay comentarios:

Publicar un comentario