domingo, 1 de enero de 2017

Los colores en el tarot

En esta entrada deseo hacer un resumen, somero, de cúal es la influencia de los colores a la hora de interpretar el tarot.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que la influencia de los colores al hacer una lectura tiene que ser indirecta y, ante todo, orientativa. A nivel general se suelen asociar unos determinados valores a tal o cual color, pero no hay que olvidar que existen convenciones culturales que los pueden hacer variar. En este sentido, es especialmente importante recordar que la mayor parte de las barajas son de origen occidental, al principio Mediterráneo y ya más adelante también anglosajón.

Probablemente sea la de Marsella la baraja que más ha trabajado con el simbolismo de los colores en el tarot hasta el punto de darles una gran importancia. Cuando se quiere entender el significado de un arcano mayor se tendrá que tener una especial atención a ese punto; por ejemplo, en el arcano XIII o Sin Nombre habrá que observar que, aunque externamente parece que estemos viendo un esqueleto, el color nos indicará que se trata de un ser encarnado, matiz en el que solo repararemos si prestamos atención al color con el que está pintado. Ese detalle ya cambia en gran medida la interpretación que tendremos que hacer del mensaje.

En el caso del tarot Rider Waite no significa que los colores carezcan de importancia, pero sí es verdad que la información es más fácil de reconocer y menos sutil. Es bastante común que en algunos arcanos se utilicen composiciones con los tres colores que se han considerado tradicionalmente primarios (rojo, amarillo y azul) para representar diferentes tipos de energía, siendo la roja la más ejecutiva y la azul la más pasiva, estando la dorada como una energía de vida o plasmación. Dos arcanos donde se utiliza esta lógica son La Rueda de la Fortuna y El Golgado. Por regla general, sin embargo, en este tarot no se suele hacer una lectura tan combinada de los colores.

Mi consejo es que, cuando aprendemos a utilizar una baraja, observemos los colores de las ilustraciones pero sin obsesionarse, puesto que el tiempo y la experiencia nos irán dando información complementaria. Quiero remarcar que el significado de los colores no es unívoco y que, por lo tanto, ahí ya entrará un cierto factor subjetivo dependiendo también de la persona.

Espero que la entrada haya sido de vuestro agrado. ¡¡Nos vemos en la próxima!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario